Críticas

Tomorrowland: un mañana irregular

Desde casi el mismo nacimiento del cine los directores nos han mostrado cosas fantásticas como el hombre viajando por el espacio o coches voladores o robots. Antiguamente todas estas cosas parecían pura ficción. Ahora sin embargo parece que estamos a punto de tocarlo con las manos, estamos a punto, pero no llegamos, a casi, pero no.

En vista de esta situación ¿y si mientras esperamos a que esto ocurra perdemos el planeta en el proceso? En estos tiempos, con avances tecnológicos que hubieran pulverizado de asombro el cerebro de nuestros tatarabuelos pero que cuestan tantísimo de tocar, la maravilla es una rareza de la que, tal vez, estemos más sedientos que nunca.

TOMORROWLAND
Copyright 2015 Walt Disney Pictures

Lo cierto es que Tomorrowland es muy irregular, tiene secuencias a un ritmo vertiginosos, como la que ocurre en cierta tienda de cómics, con otras irremediablemente lentas y que, supuestamente, tienen que hacer avanzar las tramas argumentales. Esta Película fue un fracaso en taquilla y es que mostrarnos el futuro tiene un precio, ¿es este fracaso una señal que la peli es mala? Determinar eso depende de ti amigo, yo solo digo que la taquilla no lo es todo. Aunque puede ser un gran indicativo del presente, solo diré que películas que ahora consideramos obras de arte fueron fracasos taquilla.

Es posible que el problema para que la peli no hay llegado al público, puede ser que el mensaje de la peli haya ido al público equivocado. Esta película fue vendida como aventura familiar o infantil pero ese discurso oscuro y pesimista, tan acorde a nuestros días, en una película Disney, no es compatible.

Me da la sensación que Brad Bird ha usado esta historia para experimentar, para llegar al límite de lo que la técnica y la narrativa permiten. El prólogo, por ejemplo: Es uno de las típicas pelis de sobremesa que no puede acabar de otro modo que diciendo “Tanto tiempo después”.

En Tomorrowland sin embargo aparece unido al cuerpo de la narración mediante, digamos de una forma poco convencional y que como tantos otros experimentos narrativos del film, me da la sensación de que la cosa no funciona, tal vez esto responda a que no estamos acostumbrados a eses tipo de cosas y nos chirría al final, sumándolo todo, el resultado es una película que tarda un tiempo extenuante en llegar a engancharte y que se va por caminos que no llegan a ninguna parte. Tanto tiempo perdido hace que la parte resolutiva de la historia este contada deprisa y corriendo.

TOMORROWLAND
Copyright 2015 Walt Disney Pictures

Aunque el discurso sobre lo increíble que es Tomorrowland no es nada discreto y puede que el espectador piense que le están tomando por tonto, el guion no es nada complaciente y arriesga en muchos momentos. La mejor muestra de ello es cuando coge a George Clooney y a la pequeña Raffey Cassidy de la cual voy a hablar poco, por desgracia, porque es un spoiler viviente, para establecer entre ellos una relación… de lo más valiente.  Sin embargo, no debemos olvidar la irregularidad antes mencionada y es que hay veces que da la impresión de que estamos ante un film de sobremesa, ocurre, en momentos como la escena emotiva, de manual, al final de la película, que no parece tan emotiva como podría haber sido.

La película se aúpa en un diseño que evoca antiguos sueños futuristas para llevarnos de viaje a lo imposible. El espectacular diseño artístico de la ciudad de valencia es una muestra de lo que digo: algunas escenas rodadas en la ciudad de las artes y las ciencias de Valencia, me recuerdan a la película The Rocketeer.

TOMORROWLAND
Copyright 2015 Walt Disney Pictures

La lista de acompañantes, por otro lado, está a la altura del viaje: una heroína (Britt Robertson) con más iniciativa de la que suelen demostrar los héroes de este tipo de aventuras; una niña todopoderosa (Raffey Cassidy en modo Hit Girl y un científico interpretado por George Clooney, que, si está en modo automático o no, es una cuestión subjetiva, porque da el pego y sostiene la película cuando debe. Al igual que Hugh Laurie: el cual tiene su pequeño oasis donde lucirse.

A WORLD BEYOND
Copyright 2015 Walt Disney Pictures

De la persona al mando del barco, Brad Bird, quiero destacar que es un director de lo más imaginativo, algo que podemos ver en toda su filmografía, y que demuestra tener buena mano filmando frenéticas secuencias. Si en Misión Imposible 4 a Tom Cruise le ocurría todo lo podía pasar pegado a una ventana en el enésimo piso del rascacielos más alto del mundo, también aquí hay secuencias de alto octanaje llenas de ideas hasta reventar. Secuencias como el primer viaje virtual de Robertson por la ciudad del futuro o cierta huida de cierta casa la cual se veía en los tráilers, son cajas como muñecas rusas llenas de sorpresas, pequeños momentos y ocurrencias espectaculares.

TOMORROWLAND
Copyright 2015 Walt Disney Pictures

En definitiva, Tomorrowland es una película cargada de buenas intenciones, pero cuya irregularidad es un peaje que le sale muy caro, Una película que podría haberse convertido en la Jurassic Park de la nueva generación, una pena que una historia original que no vive de la fama de ninguna franquicia, que no abusa del CGI o no tira del cliché de ser o no ser especial o un elegido no tenga el éxito esperado. Luego nos quejamos de la poca imaginación de Hollywood, de “seculitis” y los remakes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s