Críticas

Rogue One: Una historia de Star Wars La Grandeza de la minoría

Empezaré por dar las gracias a Gareth Edwards por una cosa. Por arriesgar, por tratar de no hacer copias, remakes escondidos, para en una frase, no hacer lo que J. J. Abrams en el episodio VII.

El problema de arriesgar es que a veces se acierta, y a veces no. Aquí en Rogue One tenemos un poco de todo, aciertos, y fiascos. La historia fue creada por John Knoll y Gary Whitta, posteriormente desarrollada por Chris Weitz y Tony Gilroy.

La película narra la historia un grupo de improbables héroes que emprende una misión para robar los planos de la Estrella de la Muerte, el arma de destrucción definitiva del Imperio. Este acontecimiento clave de la cronología de Star Wars reúne a gente corriente que elige hacer cosas extraordinarias, y de esta forma estarán formando parte de algo más grande que ellos mismos…

rogue-one-5
© Walt Disney Company

El grupo de héroes al que se refiere la sinopsis está liderado por Jyn Erso, a la que da vida Felicity Jones. Nominada al Oscar por ‘La teoría del todo’ (‘The Theory of Everything’, 2014), la inglesa es una de las estrellas del momento y este año ya hemos podido verla en ‘Un monstruo viene a verme’ (‘A Monster Calls’) e ‘Inferno’.

Forest Whitaker —’La llegada’ (‘Arrival’)—, Diego Luna —’Y tu mamá también’ (2001)—, Donnie Yen —’Ip Man’ (2008)—, Jiang Wen —’Let The Bullets Fly’ (2010)— y Riz Ahmed —’Nightcrawler’ (2014)— interpretan a otros de los protagonistas. Junto a ellos, Mads Mikkelsen en el papel del padre de la protagonista y Alan Tudyk prestando voz y movimientos a K-2SO, un droide imperial que ahora trabaja para el bando rebelde.

En esta película igual que en otras, no os diré que no, las interpretaciones dependen del guión, del acierto del casting, y de la dirección que de ellos se haga, en este caso, Gareth Edwards. Mucho se hablado de los problemas que ha tenido ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’ (‘Rogue One: A Star Wars Story’) durante su rodaje, dándose a entender que la implicación de Tony Gilroy llegó a tal punto que no sería del todo justo decir que es una película dirigida únicamente por Gareth Edwards. También se habló de unos cuantos cambios en el guion para aproximarla más al tono que buscaba Disney, creando así más dudas sobre el resultado final.

¿De dónde puede haber surgido esa supuesta discrepancia entre Edwards y Disney? Pues en encontrar el tono del relato, este bascula en todo momento entre  dos realidades el tono serio o dramático propio esa guerra entre la rebelión y el imperio y las dosis de humor  lo cierto es tiene más peso lo primero -aunque a un nivel diferente a lo habitual en la saga-, conectando además bastante bien con el sentido del espectáculo con el que Lucas inauguró la saga hace ya casi 40 años.

georgelucasrogueone1

 

Por mi parte, he preferido mantenerme bastante alejado de todo lo que rodeaba a la película. Tan sólo vi el primer tráiler una vez y porque no me quedó más remedio y mis esperanzas en ella se centraban en que fuera lo más entretenida posible. Pese a ciertas debilidades, en esto último podemos hablar de todo un triunfo por parte de ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’.

En ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’ toca echar la mirada atrás sabiendo el punto de llegada, de hecho, una de sus principales virtudes es la que también revela otra de sus debilidades: El relato está muy bien estructurado y acotado -ahí es difícil ponerle pegas-, pero no sucede lo mismo con los personajes, donde la necesidad de contarnos toda su historia, en una película que tiene muchas cosas que cumplir,  deja al descubierto lo esquemáticos que son en algunos casos y sus reacciones quizá demasiado convenientes en otros, para que la historia avance aunque eso signifique una contradicción con el carácter o las acciones que ha llevado a cabo un determinado personaje hasta ese momento.El Cassian de Diego Luna, es víctima más significativa de esos cambios necesarios para que la historia avance provocados por los cambios en el guion de Chris Weitz y Gilroy. Como es normal, al ser los protagonistas es algo que se percibe más.

rogue-one-4
© Walt Disney Company

Al final creo que la gran víctima de tener una historia tan limitada de antemano han sido sus personajes, ya que aquí no hay espacio para responder dudas más adelante y hay un relato muy claro que contar, por lo que todo está plegado al mismo. Eso daña a los personajes a la hora de respirar por sí mismos -los discursos épicos molan más si hay algo realmente detrás para respaldarlos- y los actores hacen lo que pueden por compensarlo.

Se explica lo justo y necesario para que el personaje cumpla el rol que tiene en la película y no mucho más, pero esto hace que los actores estén atados de pies y manos interpretando unas roles que difícilmente pueden ofrecer algo más allá de lo que se espera de ellos.

rogue-one-2
© Walt Disney Company

El caso a mi entender más flagante de poco aprovechamiento en el guión es el del padre de Jyn, Galen Erso, interpretado por el notable Mads Mikkelsen, otro que en el guión tiene poca importancia es Forest Whitaker como Saw Gerrera, protector y mentor ya que este enseño a luchar a Jyn,  porque Saw enseña  a Jyn cuando ella era una niña y la historia transcurre en su Mayor parte cuando Yin ya es adulta. Por lo que se cuenta y se ve en el aspecto de Saw Guerrera, es un gran guerrero sin embargo, se limita a aparecer unos pocos minutos y a tener un final un poco ridiculo  y  convirtiendo su personaje en un simple cameo, yo personalmente no sabia quien era, se que aparecía en Clone Wars pero como en España no se doblo la serie mas allá de la temporada cuatro, pues no lo conozco ni lo valoro como se merece.

rogue-one-10
© Walt Disney Company

La Jyn Erso de Felicity Jones es una mujer aguerrida y capaz de cualquier cosa, pero a la hora de la verdad sabe a poco, quizá por no tener el espacio adecuado para expandir su personaje en lugar de lidiar con sus cambios sin poder ahondar en ellos.

rogue-one-pic309df-pxl2
© Walt Disney Company

Como era de esperar, Donnie Yen es uno de los que más brilla, sobretodo porque en esta película hay muchas peleas físicas, donde El señor Yen se mueve como pez en el agua, pero la verdadera sorpresa es que su personaje sea el que mejor conecta con lo que yo creo que George Lucas tenía en mente a la hora de pensar en el corazón de su universo. Brillante en lo físico y excelente en lo psicológico, Yen se sobrepone a ese toque superficial que afecta a todos los personajes y nos da un verdadero motivo para conectar con la misión imposible de nuestro nuevos héroes.

rogue-one-8
© Walt Disney Company

K-2SO es un robot sin rasgos que lleva el peso humorístico de la película, siguiendo la estela de R2D2 y C3PO aunque no tenga la gracia que tienen ellos o despierte los sentimientos de BB8. aunque he de admitir que sentí mucho su final, tal vez es el que más sentí de todos.

Nos queda entonces el viaje para intentar disfrutar de una película que tenía que conectar de forma directa con ‘La guerra de las galaxias’ (‘Star Wars’), por lo que había que establecer una serie de lazos muy notables entre ambos, algo presente incluso en la inocua banda sonora de Michael Giacchino .

rogue-one-7
© Walt Disney Company

Michael Giacchino (“Star Trek Más allá “, “Doctor Strange”) tuvo un mes para hacer la partitura musical al tener que sustituir a Alexander Desplat, quien no pudo seguir con el proyecto debido a que Disney hizo rodar metraje nuevo a Tony Gilroy por las desavenencias del estudio con la imagen oscura que Edwards le había dado al film.

La partitura de Giacchino, en determinados momentos me deja frío y lo salva con algún detalle del score de Williams, con una partitura que juega a ser la original con un fláccida permutación de su melodía. Aunque como digo poca culpa tendra el compositor Menuda patata caliente que le dierón al pobre.

El resto, es consecuencia directa de la historia que se está contando y en casi todos los casos simplemente necesitaba estar ahí, incluyendo la magnífica aunque breve aparición de Darth Vader demostrando una vez más que es uno de los mejores villanos de la historia.

darth_vader_rouge-one
© Walt Disney Company

En el apartado visual seguro que no sorprendo a nadie señalando que es una película espectacular, sobre todo durante un tramo final en el que la intensidad se eleva hasta niveles también impropios en la franquicia.Gareth Edwards hace lo que mejor sabe hacer y pone a la pelicula en la escala que merece, la proporcion de los objetos con respecto a otros queda fielmente demostrado siguiendo el Patrón que ya vimos en Godzilla (2014). y que sin duda, fue lo mejor de dicha película.

Todo ello sin caer en la esquizofrenia digital -aunque hay cierta decisión artística comprensible pero cuestionable. La verdad es que hay algunos efectos en este film que no quedan del todo mal, pequeños detalles en los que nos podemos dejar llevar, algunos momentos como por ejemplo cuando Jyn y Cassian caminan por el mercadillo antes de conocer al personaje de Chirrut, y ves platos de comida con bichos dentro digitalizados, pues tiene un pase, o cuando ves a los cazas tanto rebeldes como imperiales te viene la nostalgia y lo disfrutas, Y si ya nos centramos en escenas, la verdad es que tenemos algunas muy bien logradas, como la citada del mercadillo, muchas de ellas en los últimos 30 minutos de película, pero también quedan otras que no lo son tanto, Alguna de ellas protagonizadas por los personajes creados por un CGI un tanto chapucero, tengo amigos que me dicen que es asombroso, y otros que me dicen que parece hecho con el paint.

Rogue One: A Star Wars StoryDeath Star

Ph: Film Frame

©Lucasfilm LFL
© Walt Disney Company

A estas alturas todos deberíais saber que aparece el gobernador Tarkin en la historia, pero como lamentablemente Peter Cushing murió en 1994, han usado otro actor para el cuerpo y han superpuesto la cara de Cushing de forma digital, no queda mal, pero lo que debería haberse quedado en un bonito homenaje, en un simple cameo, se transforma en abuso de su persona otorgándole un peso en la trama innecesaria, dadas las circunstancias, demasiado dialogo, demasiado movimiento, hace que al personaje se le vean las costuras. Los que se tiran de los pelos por los añadidos digitales de la saga original por George Lucas tienen un par de cosas sobre las que rabiar en esta.

rogue-one-3
© Walt Disney Company

En definitiva, ‘Rogue One: Una historia de Star Wars’ es una aventura más que digna, además los límites que todos sabíamos que tenía le impiden lograr el impacto de ‘Star Wars: El Despertar de la Fuerza’ aunque sí haya algún aspecto en el que la supere con holgura. La clave es que nos hace pasar un buen rato, la última película de Gareth Edwards triunfa en los momentos en los que se aclara en cuanto al tipo de película que quiere ser y despliega sus referentes cinéfilos de género, otorgándole un sabor clásico que, más allá de su cuidada ambientación, la conecta con la primera trilogía de forma más legítima que otros intentos posteriores conocidos por todos. Desafortunadamente, esos momentos no son mayoría en su irregular desarrollo.‘Rogue One’ tiene todo lo que puede buscarse en una historia de guerra dentro del universo bautizado ‘La guerra de las galaxias’, un simple ejercicio de distracción para que los fans esperen más tranquilamente el estreno del episodio VIII allá por Diciembre del 2017.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s